Farmacia y Redes Sociales: Buenas prácticas para reforzar la confianza de tus clientes

farmacia y redes sociales

Farmacia y Redes sociales: Binomio necesario

Cada vez se hace más necesario el binomio farmacia y redes sociales. Ganarnos la confianza de la población como farmacéuticos es lo que hemos venido haciendo toda la vida en el mostrador. En todas las encuestas de valoración de profesionales aparecemos siempre en los primeros lugares. Nada hay que decir de cómo trabajar la confianza que la población tiene en nosotros por nuestra formación, nuestra cercanía, nuestros consejos y nuestra empatía para con ellos. Es como si el farmacéutico de forma innata supiera cómo hacerlo.

Aquí te dejo algunas prácticas que puedes llevar a cabo en redes sociales para reforzar aún más esta confianza de tus clientes actuales y potenciales.

¿Qué prácticas en redes sociales refuerzan la confianza de tus clientes?

 

1. Una buena fotografía y una buena biografía

Publicar una buena fotografía y una buena biografía representa un alto porcentaje de las posibilidades de que los clientes contacten con nosotros y decidan seguirnos en las redes sociales, y muchas veces no somos conscientes de esto. Si yo no me identifico es imposible que nadie se identifique conmigo.

La biografía es una ventana abierta al mundo para mostrar en qué le aportas valor. Por ello es vital incluir en nuestra biografía nuestra propuesta de valor como farmacia, es decir, aquello por lo que quieres ser conocido, reconocido y elegido.

De ahí la importancia de optimizar los caracteres que nos ofrecen cada una de las redes sociales para describirnos, e incluir en la biografía un vínculo hacia un perfil más completo, como el blog o la web de la farmacia.

2. Cuidar la calidad de las publicaciones

Nuestra forma de comunicar en redes sociales dice mucho de nuestra forma de trabajar. Si está mal cuidada una foto o nuestra forma de expresarnos, de forma inconsciente se establece una correspondencia con nuestra forma de trabajar.

Cuidemos la calidad en los formatos, ya sean fotos, vídeos, infografías… Pueden obtenerse grandes resultados con pocos medios.

3. Observar el comportamiento de tus seguidores para personalizarle tu oferta

Es hora de olvidarse del marketing masivo. Los clientes desean recibir notificaciones y publicidad que respondan a sus necesidades y exigencias concretas, como individuos, de manera personalizada, y no las necesidades de una audiencia uniforme.

Es muy útil en este sentido la información que podemos obtener observando el comportamiento de nuestros seguidores en las redes sociales. Según las interacciones con las publicaciones y los intereses que demuestren en las redes, puedes personificarle la comunicación y la oferta de productos y servicios.

La personalización cobra mucho más sentido en el ámbito de la salud y del bienestar, por el alto componente emocional ligado a este mundo.

4. Fomentar la participación

Es importante que el público nos perciba como una farmacia cercana con la que se puede interactuar de forma sencilla. Por eso cualquier formato que fomenta la participación, como concursos, sorteos o preguntas, es una vía interesante para relacionarnos con clientes actuales o potenciales.

Darle a tu público una comunidad de la que pueda formar parte no tiene precio y supone un valor añadido para tu farmacia.

Esto te permitirá saber además cuales son los puntos fuertes y débiles de tu farmacia, y conocer a través de los comentarios cómo es percibida por tu audiencia.

5. Mejorar la calidad de vida de los clientes

Esto puede hacerse a través de la oferta de productos y servicios pero también con información. Los usuarios de redes sociales evitan los sitios que solo publican información comercial.

Además, estar presentes en redes sociales nos posibilita hacer un networking y establecer una red de contactos para estar al día de lo que sucede en la red. Este conocimiento podemos trasladarlo a nuestros pacientes a través de la recomendación de webs, apps y redes sociales que hayan pasado nuestro filtro y que contribuyan a mejorar su calidad de vida. Esto es muy valorado por los pacientes, y te posiciona como una farmacia actual con gran valor añadido.

Se trata de integrar las herramientas digitales entre las recomendaciones que hacemos en el mostardor para facilitar el día a día del paciente.

6. Cuidar la calidad de las relaciones

No es tan importante el tamaño de nuestra comunidad como la calidad de las relaciones con nuestros seguidores: responderles, atenderles, interactuar con sus publicaciones y seguir su actividad. Se trata de una comunicación uno a uno, no a una masa anónima.

El 66% de las personas que dejan de ir a un sitio es porque no se sienten bien tratadas, y en redes sociales esto ocurre cuando no hay interacción con ellas.

7. Humanizar tu farmacia

Estar en redes sociales te permite humanizar tu farmacia, dotarla de calidez y cercanía y conectar de una manera emocional con tu público. Fomenta la vinculación y la complicidad con tu farmacia.

Al fin y al cabo, no solo es tu trabajo, es tu vida. Los profesionales sanitarios también necesitamos compartir nuestro lado más humano, y esto mejora nuestra imagen individual y como colectivo.

8. Favorecer la atención al paciente

La atención al paciente a través de las redes sociales es tendencia, cada vez va a ser más escogida por la población. La inmediatez es una de las características de los últimos tiempos y las redes la posibilitan. Obviamente nunca deberán compartirse datos de salud a través de esta vía.

El farmacéutico siempre ha estado al lado del paciente, siempre ha apostado por la proximidad. La cercanía hoy no solo puede mostrarse de forma física sino también virtual.

9. Hacerte eco de noticias sanitarias de actualidad

El farmacéutico debe hacerse presente en el momento en el que se difunden alertas, tanto para hacer de altavoz como para contrarrestar alarmas innecesarias. También tiene un papel fundamental en la difusión de campañas de salud pública.

Esto te posiciona como una farmacia pendiente de la actualidad e implicada en aportar información y tranquilidad a la ciudadanía.

Imagínate la tranquilidad de una madre al ver este tuit de su farmacéutica de confianza en el caso Dalsy… ¿Crees que querrá ya otra farmacia?

 

El paciente actual quiere participar activamente en las decisiones sobre su salud y su bienestar, es lo que se viene denominando empoderamiento del paciente. Por ello hemos de liderar la alfabetización en salud que le capacite para ello entre tanta infoxicación en la red.

Conclusión

Las Redes Sociales y los sitios web son otras formas de estar y mostrarse al público de la farmacia, y no deben desatenderse ni abandonarse. Cuídalas con rigor y con dedicación, que esta actividad forme parte de tu día a día.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *